lunes, 23 de mayo de 2011

ENTREVISTA CON ROBERT DE NIRO (PRESIDENTE DEL JURADO FESTIVAL DE CANNES 2011)


35 años después de recibir la Palma de Oro por “Taxi Driver”, de Martin Scorsese, y con 2 Óscars a su espalda, Rober de Niro ha presidido este año el jurado del Festival de Cannes. Vamos a comentaros un poquito una entrevista publicada en Fotogramas, que le hicieron durante el Festival a esta leyenda del cine:
¿En qué lugar sitúa al Festival de Cannes en el universo del cine?
Sin duda alguna, uno de los más grandes festivales de cine en el mundo. Es muy importante que una película pueda ser proyectada en este festival. Lo más difícil para un director es ser seleccionado.
¿Cómo acogió la invitación del Festival de Cannes de tenerle como presidente del Jurado este año?
Me sentí muy honrado al saber que tendría esta oportunidad. Me dije que esta sería una experiencia única. A pesar de que no hemos terminado aún nuestro trabajo como Jurados, puedo decir desde ya que ha sido una experiencia extraordinaria.
¿Qué recuerdo guarda de las otras ocasiones en que ha estado presente en el Festival de Cannes?
Recuerdo la primera vez que vine a Canes en 1973 con Martin Scorsese, para presentar “Mean Streets”, en la Quincena de los Realizadores. Fue una experiencia extraordinaria. Tres años más tarde, volví con “Taxi Driver”, esta vez en la Selección oficial del Festival de Cannes. Debo decir que estar presente en el festival siempre ha sido muy interesante.
¿La Palma de Oro que ganó “Taxi Driver”, significó algo en su carrera?
Esta recompensa fue un impulso increíble para la película y su entorno. No sé qué acogida tuvo “Taxi Driver” en el resto del mundo, pero en Estados Unidos fue un éxito rotundo después de su paso por Cannes.

¿Por qué razón co-fundó en 2002 el Festival de cine de Tribeca, en Nueva York?Lo creamos después de los atentados del 11 de septiembre con el fin de asociar el cine al dolor provocado por estos eventos en la ciudad de Nueva York. Al comienzo, no sabíamos si este evento seguiría en el futuro. Por eso tomamos las cosas como se presentaban. Sólo queríamos que el festival existiera. Luego, con el tiempo, comenzó a desarrollarse.

Fue un director francés, Marcel Carné, quien le dio su primera oportunidad en el cine, en 1965, en “Trois Chambres à Manhattan”. ¿Qué recuerdo guarda de esa época?Estuve en el rodaje de “Trois Chambres à Manhattan” durante dos o tres días. Yo sólo era un extra. Las escenas eran grabadas en un café que se encontraba supuestamente en Madison Avenue, en Nueva York. Recuerdo que Annie Girardot actuaba en la película. No sé si ella supo que yo aparecía también.

¿Qué fue lo que le llevó a convertirse en director más adelante?Siempre había querido ser director. Me gustaría dedicarme a eso más tiempo, pero es una actividad que te absorbe mucho. De todas formas, realmente quisiera volver a dirigir en el futuro.

Usted tiene la reputación de adentrarse completamente en la personalidad de sus personajes. ¿Cuál de los dos le aporta más al otro, el hombre o el actor?Creo que un actor crece estando en contacto con sus personajes. Es más, un actor puede incluso adoptar algunos rasgos de su personaje, siempre y cuando sean compatibles con su propia personalidad. Asimismo, el actor puede aportarle al personaje, personalizarlo. Para mí, eso es lo que debe hacer un actor si quiere hacer un buen trabajo. Además, es una forma de compenetrarse con su papel.

En su opinión, ¿hasta dónde puede llegar el cine?Creo que en cierta medida puede cambiar a la gente. Una película puede llegar a influenciar nuestra vida. Todo depende de la percepción que tengamos. Cuando una película puede llegar a la gente en general, quiere decir que contiene elementos con los cuales la mayoría de las personas puede identificarse. Tal vez eso es lo que se llama una película de culto.

Imágenes de google

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: