sábado, 28 de mayo de 2011

ENTREVISTA CON JODIE FOSTER


Jodie Foster , ganadora de dos Óscars, ha estrenado su nueva película como directora, “El castor”. La presentó en el Festival de Cannes, hace unos días; en este enlace podéis leer más:  “El castor”.


Ahora nos vamos a hacer eco de una entrevista publicada por Fotogramas: 

 
¿Por qué ha dejado pasar 16 años desde su último film como directora?
Son muchos factores. 'Flora Plum' (que iba a protagonizar Russell Crowe) se vino abajo varias veces cuando estaba a punto de rodar. Mi carrera como actriz me mantiene muy ocupada y además están los niños. Pero la verdadera razón es que solo hago films personales, historias que amo y en las que encuentro mi voz. Como 'El castor'.

Encontró su voz y el grito de otros, porque la elección de Mel Gibson no puede ser más polémica.
Ni más acertada. No me imagino a nadie más. Pasaron 36 horas desde que este proyecto cayó en mis manos hasta que conseguí a Mel. No tuve más que llamarle, admitir que era una locura, que nunca le había asaltado así, pero que quería que se leyera el guión en ese mismo instante. Y me dijo que sí de inmediato.

¿Por qué Gibson?
Estoy tan orgullosa de su trabajo... Y tan agradecida... Es alguien que entiende el conflicto, sabe de vergüenza y decepción, de la necesidad de transformación para volver a estar orgulloso de sí mismo.

Él ha dicho que podría ser su último rol como actor...
No dijo eso. Mel dijo que no le importa si vuelve a actuar o no. Su única razón para ser actor es el amor que siente por su trabajo. No tiene nada que demostrar después de 40 años en la industria. Disfruta de esa maravillosa posición donde no necesita hacer realidad el sueño de nadie.

 
También vive el momento más bajo de su carrera tras los sucesivos escándalos en los que se ha visto envuelto.
Yo hablo de su talento como narrador, un don que seguirá disfrutando como actor, director o productor. Su corazón encontrará formas de expresar su talento en la pantalla. Dejo para la prensa dilucidar si el público es capaz de separar la controversia de su trabajo. Tampoco seré yo quien justifique su comportamiento. Es él quien tendrá que vivir con las consecuencias de sus actos. Y Mel lo sabe. De ahí que la interpretación sea el último de sus problemas. Pero 'El castor' muestra al Mel que el público no ha visto y al que yo veo.

¿Podría describirlo?
Un hombre complicado. Lleno de emociones complejas y talento, algo normal en la gente creativa. Además de un amigo increíble. Muy llano. Un gran comunicador que también sabe escuchar. En privado, Mel es alguien más considerado y sensible de lo que la gente cree.

 
¿Y Jodie Foster? ¿Cuánto ha cambiado en estos años?
Todos tenemos nuestro equipaje. Soy mayor y he vivido más. He visto más cine y he aprendido más cosas. Mi primera película como directora ('El Pequeño Tate') fue sobre un niño de 7 años. La segunda ('A casa por vacaciones') hablaba sobre lo que significa entrar en los 30; y ahora 'El castor' es más compleja, intenta comprender la lucha interna de un hombre sumido en la depresión. Lo que no cambia es que todas son películas personales. Y eso las hace más difíciles de financiar. Mira a Sofia Coppola. También tiene solo tres películas como realizadora.

La industria tampoco cambia.
Cuando haces algo personal es tan difícil ahora como lo fue antes. Podría decir que incluso peor, pero tras 45 años en la industria soy optimista; estoy convencida de que volverá a cambiar para hacer hueco al cine independiente.

 
¿Y qué opina de su evolución como actriz?
Las cosas también han cambiado. Después de los 35 años te acosan los personajes de madre, aunque tenga en mi cartera bastantes papeles solitarios. A nivel personal tienes otras metas y has cumplido muchas. Es agradable sentir que no tienes que estar en la portada de todas las revistas para que te recuerden. No lo necesito. Me puedo permitir el lujo de trabajar por las razones debidas, para gozar de esa posición privilegiada que te da mirar por encima del hombro de los grandes directores. Ellos me han dado la educación que no tendría de otra forma.

¿Cómo describiría su estilo como realizadora?
Como el de un europeo que hace películas sobre Estados Unidos, lo cual no deja de ser irónico. Las películas que amaba en mi infancia eran las de la Nouvelle Vague. Adoro películas como 'El Piano'  y 'Sin miedo a la vida' . Y todo lo que he aprendido de Spike Lee, Robert Zemeckis, David Fincher, Neil Jordan, Roman Polanski. Como actriz estoy a su nivel, pero como directora todavía me queda.

¿Cuáles son sus carencias?
Puede que nunca llegue. No me veo haciendo películas como las de David Fincher. Prefiero pagar mi entrada. Pero de ellos he aprendido a encontrar mi propio estilo.

¿Y su técnica?
Soy una mujer de pocas tomas. No me gusta acumular material a la hora del montaje, prefiero elegir mientras dirijo. Lo importante es capturar ese momento, y es lo que busco. La cosa se complica cuando actúo y dirijo porque se acaba la diversión. Y en el montaje todavía es peor, porque como actor cada toma significa algo y cuesta mucho ver objetivamente qué está bien y qué está mal.

En su día prometió seguir el consejo de Mel Gibson y no repetir la experiencia de desempeñar los dos papeles.
Estoy segura de que lo volveré a prometer y volveré a caer (risas). No hay nada mejor que trabajar con un actor que también es director.

 
¿Cómo recibió el Oscar de Kathryn Bigelow?
Se lo merecía, aunque no ha cambiado nada. Son cada vez más las mujeres en posiciones de poder dentro de la industria pero no cambia nada. Se apuesta por lo seguro y eso, en Hollywood, son los hombres. No es así en el cine independiente, donde en USA hay más mujeres que nunca. O en Francia, donde están al 50 por ciento.

En medio de su carrera, ¿cómo lleva los años rebeldes de sus hijos?
Me encantan. Paso mucho tiempo con ellos y no me echan de menos. El mayor ya tiene 12 años, es más alto que yo y su voz ha cambiado. No hay demasiada rebeldía por el momento, solo brotes de independencia en el corte de pelo o en la ropa.

 
En USA hay pocas actrices jóvenes que no la citen como modelo.
Es un mundo muy diferente del que me crie. No había tantas cámaras cuando hice 'Taxi Driver'. Si supiera lo que sé hoy y tuviera la posibilidad de volver a empezar, no sé si sería actriz.

¿Qué consejo le daría a alguien como Kristen Stewart?
Adoro a Kristen. Me pasé 110 días en una habitación del tamaño de una mesa con ella y no hay nadie más con quién querría vivir una experiencia así. Alguien con tal madurez, tan interesante. Me habría gustado contar con ella para 'El castor', pero estaba con alguna de las películas crepusculares. Su generación da mucho que pensar: maravillosas actrices y personas. Natalie Portman, Kristen, Jennifer Lawrence... No necesitan mi consejo. Son grandes modelos para su generación.

Si hablar de Mel Gibson es un tema tabú en Hollywood, la mención de Roman Polanski pone a más de uno los pelos de punta.
Para mí es el autor de obras maravillosas como'Chinatown' o'La Semilla del Diablo', y con quien acabo de rodar 'Carnage'. ¿Cuán maravilloso es eso? Y mejor aún es que la película no se estrena hasta el próximo año, así que no tengo que hablar de ella ahora.

Imágenes de Fotogramas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: